Barcelona. (EFE).- El movimiento estudiantil antiBolonia ha radicalizado su estrategia contra este proceso de convergencia de las universidades europeas con el inicio de una huelga de hambre por parte de un alumno de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

El estudiante de informática y miembro del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) Tomàs Sayes se ha declarado desde hoy en huelga de hambre indefinida, lo que significa que no ingerirá ningún alimento sólido y sólo tomará líquidos, para reclamar un cambio completo en la actitud de las universidades, la Generalitat y el Ministerio respecto a las reivindicaciones estudiantiles.

El portavoz del SEPC, Arnau Mallol, ha asegurado que Sayes mantendrá la huelga de hambre hasta que se produzca “un cambio de comportamiento” de estas instituciones para poner fin a la, a su juicio, “criminalización” que se está llevando a cabo del movimiento contra Bolonia.

Tomás Sayes
Tomàs Sayes reclama con su acción un cambio completo en la actitud de las universidades, la Generalitat y el Ministerio

Lee la noticia completa en La Vanguardia.

Puedes comentar esta noticia en este hilo del foro.